El método KiVa, una idea que está acabando con el bullying

En Finlandia ha desaparecido el acoso en las escuelas. ¿Cómo lo han logrado?

        El método utilizado en el programa KiVa consiste en no centrarse en la dialéctica de la confrontación entre víctima y acosador (ni tratar a la víctima para que sea más extravertida ni intentar cambiar al acosador para que desarrolle empatía) sino que se basa en la actuación sobre los alumnos testigos que se ríen de tal situación.

      En muchos casos, estos espectadores interiorizan que lo que pasa es normal, incluso divertido, aunque tengan una opinión subyacente diferente. Lo que se pretende hacer a través del método es influir en dichos espectadores para que no participen indirectamente en el acoso. Si esto se consigue, el acosador, que necesita de reconocimiento para proseguir con el bullying, deja de acosar a causa de que no le aporta ningún beneficio.

        En resumen, el programa de basa en intentar que los espectadores no les rían las gracias a los jóvenes que son la parte agresora en el acoso. Sencillo, pero eficaz.

Para ver más, pincha aquí

 

La importancia de proteger los datos personales de los menores

Queridas familias:

Me pongo en contacto con vosotros para haceros partícipes de un ciclo formativo que vamos a llevar a cabo en el colegio sobre: “Uso seguro de Internet”

Como ya sabéis, el uso de internet por los menores de edad está cada vez más extendido, y comienza a edades más tempranas. Niños y adolescentes se convierten en destinatarios y objetivos de la sociedad de la información y consumo, la cual utiliza sus datos como uno de sus recursos principales de negocio. Estos “datos” son muy valiosos y lo dicen todo de nosotros, de ahí la importancia de protegerlos para controlar nuestra información personal, debiendo saber también,  quién está tratando dicha información, lo que es fundamental para garantizar nuestros derechos.

Pero, ¿qué es un  dato personal? Dato personal es cualquier información relativa a una persona identificada o identificable, es decir, no son solo datos de identificación como el nombre, apellidos, dirección o teléfono, sino la información que permite identificar a un sujeto, por ejemplo,  una fotografía, un video, … de los que se pueden obtener multitud de datos personales.

Familia y docentes tenemos la responsabilidad de ayudar al menor a proteger su privacidad. Como padres o tutores legales, debéis velar por su integridad, dado que en algunos casos, no son conscientes de la relevancia que tiene su información personal y la de terceros, como sus amigos y familia. Su tratamiento inadecuado o inconsciente, puede conllevar riesgos, como dañar su identidad digital o la de terceros.

Podéis ampliar información en:

  1. El artículo 13.1 del Reglamento de Desarrollo de la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos), que regula el uso de las redes sociales en nuestro país.
  2. La Ley Orgánica 1/1982 sobre Protección Civil del Derecho al Honor, a la Intimidad Personal y Familiar y a la Propia Imagen
  3. El artículo 4 de la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor, de Modificación del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil

Para finalizar, una reflexión sobre el uso que los adultos también hacemos de Internet. Debemos valorar los riesgos que conlleva el que vosotros, vuestra familia o amigos, publiquen fotos o comentarios de menores en redes sociales (ya sean vuestros hijos o sus amigos), pues los daños originados podrían ser difíciles o prácticamente imposibles de reparar. En este enlace encontraréis información muy útil e interesante:

http://www.tudecideseninternet.es/agpd1/images/guias/Guia_formadores2016.pdf

Un cordial saludo,

Ara Jiménez, profesora de Tecnología, Programación y Robótica